TEORIAS DE LA COMUNICACION I

 

Escuela de Ciencias de la Informacion. Universidad Nacional de Cordoba.

La COMUNICACION supone un proceso; los elementos que aparecen en el mismo son:

Para mas informacion sobre comunicacion podes buscarla en wikipedia: click aqui

La materia se cursa los dias LUNES en tres turnos: Mañana, tarde y noche.

 

PROFESORES hace click aqui...

Inscripciones Abiertas: 1 al 12 de agosto del 2011.

Podes inscribirte en la pagina web de la E.C.I. Ademas podes encontrar mas informacion.

Pagina de la E.C.I.

 

 

 

Resumen Unidad 1

 

Resumen Unidad 2

 

Resumen Unidad 3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


UNIDAD 1

Comprender la comunicación. Pascuali.

Critica la reducción del fenómeno de la comunicación al fenómeno de los medios de comunicación y de esta manera se propone volver a la comunicación en sí misma formulando una Teoría Crítica de la Comunicación. En ella, los medios no son la comunicación, son aparatos que solo amplían la capacidad humana de comunicarse. Por otra parte, la comunicación es inherente a la formación de la estructura social. Comunicación y Comunidad se interrelacionan ya que se está en comunidad porque se pone algo en común a través de la comunicación. Por ende, es una categoría básica de la relación (Kant) y define uno de los modos de estar-con-otro, a nivel antropológico y a nivel sociológico. A diferencia de Información, implica una relación comunitaria humana que consiste en la emisión-recepción de mensajes entre interlocutores recíprocos.  

“¿Es posible definir la comunicación?”
Es la primera interrogante en este capítulo, la cual nos indica bajo que aspectos va a ser analizado el tema de la comunicación, Pasquali asevera que la historia de las comunicaciones humanas no consiste, en la historia de técnicas que aporten comodidades con menor esfuerzo, a su vez, expresa que:” El fenómeno comunicación – abultado en este siglo por el progreso científico – guarda profundas y esenciales relaciones extratecnológicas con la sociología, la cultura, la política, el poder, la economía, la psicología individual y social, los códigos y formas expresivas, el derecho y, en general, con todas las ciencias y disciplinas antropológicas”
Esto tiene que ver directamente con esa élite del poder comunicacional, denominada así por Pasquali, la cual deja mucho que decir en nuestros días y desde hace varios años específicamente en lo que respecta al manejo de los medios masivos propiamente dichos. Así mismo, para entender o mejor dicho, para tratar de llegar a una comprensión de la comunicación en si, – exige un esfuerzo de abstracción definitoria (1), para así, pese a las dificultades de ésta, una definición de comunicación sea posible – omitiendo toda referencia histórico-social y tecnológica. -
Siguiendo el patrón anteriormente expuesto, surge una necesidad de definir el término comunicación, más no medio de comunicación y es donde Pasquali comienza diciendo: “Solo hay comunicación humana”, presentando también un modelo reducido de dicho fenómeno: “EMISOR – MEDIO DE COMUNICACIÓN – RECEPTOR”. Esto consiste básicamente, en su afán por demostrar que no son los medios,  el factor desencadenante del problema comunicacional antes inexistente, sino más bien, que han expandido esa función tan esencial e inherente al ser humano de comunicarse.
Pasqueali dice: “El medio no es la comunicación ( el medio ni siquiera es el mensaje); solo desempeña una importante, específica y limitada función dentro de la relación de comunicación”, más adelante realiza la distinción entre aparato e instrumento y es allí cuando entendemos el porque del modelo antes planteado “EMISOR – MEDIO DE COMUNICACIÓN – RECEPTOR”, por lo tanto el medio no define al proceso comunicacional como ya hemos mencionado, éste solo es una herramienta creada con el único propósito de facilitarlo.
No nos es difícil que anteriormente, cuando no existían la radio, la televisión y la imprenta, la comunicación a distancia carecía de inmediatez, no por esto dejaba de efectuarse lo que asegura que “Solo existe comunicación humana, lo demás son solo aparatos amplificadores de capacidades sensoriales” A.Pasquali.
Para Pasquali, los principios milenarios del diálogo y de la paideia, el respeto al interlocutor y el derecho a réplica inherente al dialogar, no son más que utopías en nuestros días, no basado en los “medios” como aparatos, sino más bien en su uso irracional y parcializado; ejemplificando y a su vez nos preguntamos ¿Es posible que verdaderamente esto sucede hoy día?, cuando Pasquali cita que una televisora latinoamericana difunde 240.000 horas anuales de medio mensajes importados, es decir, el 45 % de su emisión total, o cuando hace referencia al monopolio constituido por un limitado grupo de agencias trasnacionales de noticias que prácticamente controlan la difusión de información noticiosa en el mundo entero… – Responda ud mismo. Apartándonos un poco de los aspectos negativos, resulta más fácil entender que no solo son aparatos, sino que a su vez actúan como canales artificiales transportadores de mensajes en código pero que, de igual manera, en todo proceso de comunicación entran presentes canales naturales de codificación y decodificación del mensaje, excluyendo de este axioma los casos patológicos o excepcionales – tal y como lo indica Pasquali . de emisión o captación extrasensorial de mensajes; que quiere decir esto?, sencillamente expresa que independientemente de cualquiera que sea el canal artificial que sea empleado en el proceso de la comunicación, es de carácter necesario e indispensable la presencia del factor humano en dos etapas: un emisor como ente codificador del mensaje y un receptor como aquel que se encarga de decodificar dicho mensaje, de otra forma ese proceso de “información” no estaría contemplado bajo ningún concepto – Más adelante explicaremos el por qué de la utilización  del término información y no el de comunicación. Concluyendo la idea Pasquali dice: “El enorme progreso en tecnología de los medios, con todos los beneficios y transformaciones que ha aportado, no ha venido a alterar la esencia del fenómeno ” comunicación humana”. El pregón y el perifoneador, el heraldo y el “cuñero”, el teatro de carpa ambulante y la telenovela, las señales de humo y el radar, pertenecen al mismo género de la “comunicación humana”, variando el medio de transporte, la codificación intermedia y el alcance del mensaje. Lo esencial a comprender sigue siendo la comunicación misma y su contenido o mensaje y no el medio por el que ella circula”
Seguidamente Pasquali, se ve en la necesidad de explicar la teoría que, como el mismo indica, ni siquiera el marxismo, floreciendo en época prostituta pudo escapar: “Primero se da la estructura social y luego (por procesos de sucesivo refinamiento) todas las formas de cultura y de la comunicación, las cuales comenzarían a interactuar dialécticamente y de manera poco clara con la estructura de base”; haciendo un paréntesis en esto, es inconcebible asegurar semejante teoría, debido a que el proceso de socialización se compone de varios niveles, los cuales están imbuidos de constantes procesos comunicativos; la socialización en su fase primitiva, está determinada por le endo culturación , ésta a su vez se compone de tres etapas: congnoscitiva que hace referencia al primer contacto del individuo con lo que desconoce, Axiológica: corresponde a la conformación de las partes de un todo y Estética: que no es más que la posición del individuo, con relación a lo nuevo, y le permite determinar si está o no en desacuerdo con dichos fenómenos. Todas estas etapas configuran lo que se denomina “Personalidad Social”, pero que también se ve influenciada – casi en su totalidad me atrevería a decir, por las instituciones que no hacen más que generar algún tipo de control social entre éstas tenemos: la religión, la educación, la política entre otras) y que pueden ser definidas como sistemas organizados de relaciones sociales, cuyos usos, costumbres e ideas son aceptadas o impuestas y que contienen valores y patrones de conducta comunes.
Decimos entonces citando: “La previa estructura social, sería la condición sine qua non para la formación posterior de los procesos comunicacionales” siendo estos últimos un ingrediente esencial en su estructura y que también, donde no existe comunicación alguna, no puede formarse ningún tipo de estructura social.

Por otra parte, el investigador propone un modelo simplificado del proceso de la comunicación, que redefine como “relación de comunicación”, con el propósito de mostrar la función que cumplen los elementos que intervienen y de evidenciar el papel que juega el medio, al cual define como un simple aparato, es decir, un “artefacto que amplía, facilita, perfecciona, aumenta, afina y, en suma, extiende una preexistente capacidad natural del hombre”. Para Pasquali todo medio es un canal, un aparato artificial transportador de mensajes codificados, por lo tanto, en todo proceso de comunicación siempre existirá un canal de codificación y descodificación natural (humana) del mensaje.

Pasquali establece una clara diferencia entre la comunicación y la información, siendo esta última un proceso de transmisión asimétrica, donde los mensajes emitidos carecen de retornos no mecánicos, esto es, con bajo nivel de comunicabilidad. El diálogo se sustituye aquí por la alocución, por el camino unidireccional y sin retorno del mensaje. Siguiendo esta línea, propone sustituir el concepto de “teoría de la comunicación” por el de “teoría de la información”. El autor afirma que en realidad no es correcta la denominación de medios de comunicación de masas, sino que se trata de medios de información. En este sentido, los medios no sólo cosifican al receptor, sino que producen sobre él un efecto paralizante, ya que le restringen su capacidad de comunicación.

Por otra parte, se puede afirmar que el pensamiento de Pasquali se vincula al de la Escuela de Frankfurt, esto se evidencia en distintos aspectos, entre ellos en su concepción de las “industrias culturales”, su crítica al predominio del mercado en los procesos mediáticos, la crítica al funcionalismo norteamericano, etc. Sin embargo, al plantear su posición desde la realidad de Latinoamérica incorpora algunas cuestiones: la noción de dependencia, la idea de desarrollo de políticas nacionales, así como la concepción de los medios como instrumentos de modernización y proyección pedagógica.